reconoce sus orígenes

Lourdes, Lourdes

Publicado: 2012-01-14

Lourdes Flores aparecía en primera línea, precisamente, para refundirle el camino a Castañeda y a Kouri en sus pretendidas campañas para tomar la Municipalidad de Lima. Era la opción de aquellos que creen que el tema Cataño se quemó y que con la energía y el empuje del debate, la lideresa socialcristiana podía hacer su reentre en la política y por todo lo grande. Más aún, si existen visos del retorno o aparición de sujetos cuestionables, Lourdes podía ser la garantía de algo mejor y, de paso, lavar su imagen.

Pero Lourdes tiene la vocación del que destruye sus propias proyecciones para nunca ganar, sea porque el triunfo le da miedo o porque los golpes de Bayly fueron tantos que el moretón sigue tan tatuado en su piel como el primer día. Rechazar la revocatoria le quita piso para postular, opinarán algunos y es probable. Además, con lo dicho se puede asumir que la pepecista ya descartó sus propios pasos a seguir.

Si la alcaldía le "llegaba al poto" (oir audio), más le llegará una revocatoria que parece no encontrarla animada para la lucha política. La derrotas agotan y restan fe y eso es, precisamente, lo que ocurre con Lourdes, que en sus 50 y pico parece adelantar un retiro político tempranero, inconveniente y falto de carácter.

Ojalá vuelva sobre sus pasos y entienda que su derrota no fue la hechura de sus ineptitudes y sus incapacidades sino la resultante de una campaña que pegó desde la TV y que tuvo a un lider de opinión importante como su principal propulsor. En mi concepto, sin Bayly Lourdes la hacía.

Al rechazar la revocatoria, Lourdes les da paso a aquellos que, precisamente, no deberían estar y los dejará liderar una campaña previa (revocatoria) que es sólo un anticipo de lo que podría ocurrir luego. Quien ponga la cara en la revocatoria, será quien la ponga en la elección posterior, un lider con tribuna, entrenamiento y comunión popular previa. Castañeda debe contemplarlo así, mientras algunos desavisados pierden una bandera y la oportunidad de bailar fuera de bambalinas.

Es su opción.

PS. ¿Quedaría como aprovechadora? No, no hay vetos para el ejercicio del liderazgo en estos menesteres que atañen a derechos ciudadanos y a la defensa de una ciudad que se cae. Pero, cuidado que buena parte del caos (vehicular, por ejemplo) corresponde a los cuellos de botella generados por los propios alcaldes. En el caso del tránsito, la Javier Prado por culpa del correcto Andrade y en Lima (Lampa, Vía Expresa, Alfonso Ugarte y cercanías) por culpa de Castañeda y su muy manido Lentopolitano.


Escrito por

El fantasma

Justiciero y franco.


Publicado en

El fantasma de la Opera

Pensando en voz alta